Me parece muy bella la imagen que Pablo d’Ors esboza sobre el Templo y su impacto sobre todo buscador espiritual. Ahí van a modo de pinceladas sus palabras:

“ …un lugar cuidado, donde lo externo sea reflejo de lo interno. Un ámbito para el culto, es decir, para la cultura, para el cultivo de sí. Un sitio para ser, donde se invite a quienes allí entren a mirar hacia dentro y hacia arriba.

Es un lugar para educarse en el misterio. Por eso se entra en él en respetuoso silencio. Por eso se hacen allí reverencias, genuflexiones y postraciones… Para mostrar con el cuerpo que no pretendemos comprender ni dominar la realidad, sino respetarla. Todo en el templo está en orden al respeto: al reconocimiento de que todo es más grande que nosotros, que formamos parte de ese todo, que no estamos por encima. El templo es un recordatorio de nuestro ser espacial.

Es el edificio en el que entramos para ser conscientes de que somos templo. El templo es un lugar sagrado porque nos recuerda -debería hacerlo- que somos sagrados. El templo es un cuerpo de piedra que apunta al cuerpo de carne y huesos que es cada ser humano. Si entras en el templo, es para entrar en tu cuerpo, no para quedarte en lo externo.

El templo es también, por supuesto, nuestra conciencia. Si al entrar dentro de ti ves que está llena de pájaros que se están comiendo el pan de tus niños. ¿no es sensato espantarlos de un manotazo? Sin esos pájaros voraces y ruidosos, tu consciencia te parecerá medio vacía y oscura, es cierto. Quizá eches de menos entonces a todos esos pájaros salvajes que te picoteaban y ensordecían por dentro. Pero, una vez que estés en ese santuario vacío y semioscuro, lejos ya de los pájaros, podrás encender una vela, y otra, y otra algo después. Y podrás ir distinguiendo todo lo que ahí, y que has ignorado durante tanto tiempo. Nadie podrá asegurarte que no entrará a veces una ráfaga de viento y que apagará todo lo que has ido encendiendo durante meses o incluso años. Pero si perseveramos en esa desolada penumbra, llega el día -no sabes como- en que puedes ver sin necesidad de encender ninguna vela.

Categorías de artículos

santi-perich-psicologo-sabadell

Santi Perich

Psicólogo Col.12669 con una consulta situada en el centro de Sabadell.

Leave A Comment