El nivel más profundo de conciencia tiene la capacidad de tocar directamente la dimensión última: el ámbito de la realidad en sí misma. En este sentido, el maestro zen Thich Nhat Hanh ilustra a través de una sugerente metáfora el depósito de conciencia donde se alberga nuestra verdadera naturaleza cósmica:

Somos una Ola que surge sobre la superficie del mar. El cuerpo de la Ola no dura mucho, quizá tan solo diez o veinte segundos. La Ola está sujeta a un comienzo y a un fin, a ascender y descender. La Ola puede quedar atrapada en la idea de que «ahora estoy aquí, pero más tarde ya no estaré aquí». Y la Ola puede sentir miedo o incluso ira. Pero la Ola tiene también su cuerpo de mar. Nace del mar y regresará a él. Ella cuenta con su cuerpo de Ola y su cuerpo de mar. No es meramente una Ola: también es mar. La Ola no necesita buscar un cuerpo de mar separado de ella; en este instante ella es tanto el cuerpo de Ola como el cuerpo de mar. Tan pronto como la Ola es capaz de regresar a sí misma y experimentar su naturaleza verdadera, que es el agua, desaparecerá todo miedo y ansiedad.

Categorías de artículos

santi-perich-psicologo-sabadell

Santi Perich

Psicólogo Col.12669 con una consulta situada en el centro de Sabadell.

Leave A Comment